Contacto

ASOCIACIÓN DE VECINOS VILLAVICIOSA DE ODON
Avenida Príncipe de Asturias 126, local Izqda.
avvo@telefonica.net

 
AVVO, datos para la historia del movimiento vecinal en Villaviciosa de Odón.
Una tarde tibia de otoño, a finales de la década de los ochenta, en la urbanización El Castillo y acompañados por el aroma del café con unos bizcochos, Isabel Navajas, Ángel González, Antonio Gil de Zúñiga, Félix Lázaro, Federico López, deciden crear la Asociación de Vecinos. Villaviciosa de Odón crece por entonces a buen ritmo con nuevas construcciones agrupadas en las urbanizaciones El Señorío, Antonio Machado, Residencial Málaga, El Mirador… Un pueblo con todas las características de lo rural que se transforma de la noche a la mañana en urbe, pero con unos servicios inadecuados para tal incremento demográfico.

Este es el territorio de actuación de la Asociación de Vecinos de Villaviciosa de Odón (AVVO). Para ello se establece una hoja de ruta que había que llevar  a cabo sin demora y se concreta en estas coordenadas:

a) Constitución de la Asociación conforme a la normativa vigente.
b) Carreteras.
c) Colegios e instituto.
d) Centro de salud.
e) Transporte público.
f) Cooperativa.

Se da el pistoletazo de salida de esta carrera que exigiría esfuerzos considerables a todos, tanto al grupo inicial como a los que se incorporaron de inmediato. La tarea es colosal y los obstáculos casi insalvables, porque, entre otras causas, no existía apoyo por parte del Regidor de Alianza Popular (ahora PP), Antonio Perejón; más bien todo lo contrario.

Constitución de la AVVO.
Una comisión elabora los estatutos y se constituye una Junta directiva gestora. Como infraestructura se considera de primera necesidad un local y una revista informativa. Tras arduas negociaciones con el Ayuntamiento se consigue un local en las Escuelas de la c/ Santa Ana. Esta sede vecinal es centro de una actividad casi frenética tanto de reuniones como de la revista, elaborada con unos medios, que hoy con las nuevas tecnologías, se nos antojan antidiluvianos. Pero la multicopista, que en el argot de entonces se llamaba “ la vietnamita”, hacía sus funciones a las mil maravillas. Conviene recordar como apunte histórico que años más tarde la alcaldesa del PP, Pilar Martínez, “con nocturnidad y alevosía”, es decir, sin previa comunicación, cerró el local de la Asociación y toda la documentación y la vieja “vietnamita” fueron arrojadas a un almacén municipal. Y como alarde de acercamiento se le ofrece a la Asociación compartir una despersonalizada sala con los grupos políticos y otros, que lo desearan, en la nueva sede de los Servicios Sociales del Ayuntamiento en la Avda Príncipe de Asturias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *